Espectáculos | Xipolitakis | Justicia | empresario

El exmarido de Vicky Xipolitakis no irá a juicio

La Griega había acusado a Javier Naselli por "amenazas y lesiones" y quería avanzar en la causa, pero la Justicia resolvió que el empresario solo cumpla una probation.

A mediados de 2019, y a menos de una semana del nacimiento de su hijo, Vicky Xipolitakis hizo un llamado al 911 y apuntó duramente contra su ahora exmarido Javier Naselli. La Griega aseguró haber sufrido violencia por parte del empresario y, de ahí en más, las cosas empezaron a dirimirse en la Justicia.

Luego de su escandalosa separación, ella lo denunciaría por “lesiones y amenazas en contexto de violencia machista” y también reclamaría la cuota alimentaria en favor del bebé de ambos. Una causa que finalmente no avanzó como esperaba la exparticipante de MasterChef Celebrity (Telefe).

La jueza Larroca hizo caso omiso a la petición de la fiscal y determinó hoy la suspensión del juicio a prueba contra Naselli. La denuncia finalmente ha sido resuelta con una probation: deberá pagar 300 mil pesos y hacer un curso de perspectiva de género.

Esta resolución está muy lejos de lo que esperaba Xipolitakis y su abogado Yamil Castro Bianchi. Por el momento, la vedette no se expresó públicamente ante este fallo ya que rige un “bozal legal” por parte del empresario y ella pidió la misma medida para él.

La desgarradora carta de Vicky

En febrero de este año, la vedette había escrito una desgarradora carta enviada al juez Lucas Aón, que llevaba adelante la causa de su divorcio, donde revelaba que la puja judicial con su ex estaba teniendo una consecuencia inesperada en su salud: sus ovarios habrían dejado de funcionar por el estrés que viene acumulando.

“Sr. juez, le quiero hablar de persona a persona, porque usted aparte de ser la ley es humano y tiene corazón como yo. (...) Pensé que no me iba a pasar porque me siento una mujer fuerte, pero no soy un robot y reventé por dentro. Hoy me enteré de esta triste y shockeante noticia, que mis ovarios dejaron de funcionar y tampoco producen más óvulos por el estrés que vengo acumulando (tragando angustias e injusticias)”, se leía al comienzo del mail.

En esa misma línea, explicó que la situación sería casi irreversible: “Ven muy difícil la posibilidad de poder volver a tener hijos (con todo lo que amo a los nenes y deseaba formar la familia feliz que tanto soñaba), y tendría que tomar medicamento de reemplazo hormonal hasta los 51 años, le quiero escribir todo en este mail porque para mí la salud es el límite y quede escrita mi lucha en el Poder Judicial argentino, porque justicia hasta el momento con nosotros no hubo”.

Al final del texto, Xipolitakis pidió que se terminara esta pesadilla: “Muchas gracias y perdón, pero vengo sufriendo bastante, ya me repercutió feo en la salud, soy una mamá desesperada y preocupada por un padre enfermo mentalmente, que hasta el momento sigue sin tratarse y ver al bebé. Quiero vivir en paz y feliz junto a mi hijo”.

Un romance fugaz y una separación tormentosa

La ahora expareja se conoció en el verano del 2017 en una fiesta en Punta del Este y ella no tardó en mudarse a Nueva York para comenzar una nueva vida juntos. Aunque al comienzo de la relación fue bajo un total hermetismo, de a poco se empezaron a filtrar fotos de la griega en lugares paradisíacos y de mucho lujo.

El 14 de febrero de 2018 se casaron en los Estados Unidos. La boda fue al estilo de una película hollywoodense, donde no faltaron los detalles más glamorosos. Fruto del amor, a fin de ese mismo año nació Salvador Uriel. Sin embargo, a los pocos días salió a la luz que puertas para adentro la relación no era lo que se aparentaba y ahora están enfrentados en la Justicia.